Armando Sánchez busca ser intendente de Paraná

La propuesta de Paraná Futura busca captar el malestar ciudadano y transformarlo en participación política. Luego de años de estudio de la realidad y construcción colectiva, el grupo que comanda el precandidato a intendente, Armando Sánchez, hará su debut electoral.

“En charlas informales un grupo de personas nos decidimos a dar el paso y meternos en política con otros valores, para cambiar lo que no veíamos bien en la ciudad”, comenzó señalando el precandidato a intendente de Paraná por la lista 60, Paraná Futura. “Soy Armando Sánchez, tengo un emprendimiento con mi hermano que es hacer toldos; además trabajo en el Archivo de la Legislatura; me he desenvuelto en el vecinalismo, así que me interesa mucho trabajar por el bien común y luego de todos estos años he comprendido que hay algo dentro del sistema que no funciona bien, que el modelo institucional y administrativo imperante es el problema y que para cambiar las cosas hay que involucrarse”.

En una visita a EL DIARIO el dirigente aseguró que “en primera instancia buscamos un partido desde donde hacerlo hasta que nos dimos cuenta que lo mejor era emprender la difícil tarea de constituir uno, con nuevos cimientos” porque “lo que encontramos fue corrupción y mediocridad”. En paralelo tomaron contacto con la experiencia de Políticas para la República, conformado en 2005, y optaron por recrear en la capital entrerriana aquellos principios: “somos un partido político que busca hacer política bien, sin corrupción ni mediocridad, y con metas a mediano y largo plazo. Nuestro lema es Ética, Saber y Voluntad. No somos de derecha, ni de izquierda, ni del centro. Nuestros principios no se basan en ideologías, ni en el relativismo ético, ni en el materialismo económico. Creemos en la trascendencia y en el bien común”.

Más allá del debut, Sánchez no dudó en afirmar que “a esta primera experiencia no llegamos improvisados”, ya que “trabajamos durante siete años” en “recorrer la ciudad, conocerla, charlar con la gente, repasar los proyectos que quedaron a mitad de camino y, con toda esa información, conformamos una propuesta que entendemos es superadora”.

En el mismo sentido, “la lista que presentamos a la sociedad no está atravesada por consensos coyunturales, como es usual en otras propuestas, sino que integra lo que un grupo de trabajo viene sosteniendo en todos estos años”.

Según explicó el entrevistado, entre los militantes hay mucha juventud pero también personas mayores, profesionales, estudiantes, comerciantes y empleados, ciudadanos comunes y especialistas como ingenieros civiles, cuentistas sociales, arquitectos y urbanistas. “Nosotros creemos en los partidos políticos, en que son una manera de llegar al poder y en que el poder debe ser usado para el bien común”, definió, antes de advertir que “es bueno querer llegar, pero hay que tener en claro para qué”. Para este colectivo, es central un asunto: “debiéramos votar propuestas y personas que estén en condiciones de llevarlas adelante”.

El precandidato a intendente de Paraná, Armando Sánchez, visitó EL DIARIO y contó la propuesta de Paraná Futura.

METAS

–¿Para qué quieren llegar?

–Lo que nos movió a participar de la política partidaria es que hay un montón de vecinos que se lamentan como nosotros de cómo está la ciudad, que no crece como debería, de la falta de planificación.

Son muchos los que están cansados con lo que hay como oferta electoral y aspiramos a que nos visualicen como una alternativa real.

–¿Cuáles son los problemas fundamentales de la ciudad?

–Muchísimos. Pero lo primero es atacar lo básico: llegar a todos con agua y cloacas. Al caos del tránsito hay formas de encausarlo. Lo mismo con el transporte público. Una de las propuestas que publicamos en nuestra página web es constituir un espacio multimodal en la actual estación de trenes, en el sentido que lo planteara el BID.

“Más que a una persona, apuntamos a las propuestas”, dijo el precandidato.

–Multimodal…

–Sí, pensamos en un sistema multimodal, integrado y solidario. Hay que cambiar la perspectiva y mirar la problemática desde el usuario. Ordenar los flujos de tránsito en la trama vial para que la circulación sea más dinámica pero, además, el dinero que se recaude con un estacionamiento medido que efectivamente funcione puede financiar el subsidio al precio del boleto de colectivo. En ese sentido, la ciudad seguirá creciendo y el tren debe volver a ser pieza clave, sustentable, barata, eficaz; pero también debe tener un lugar central la bicicleta y tender a que los autos no inunden el casco céntrico. En Estación Parera proponemos un espacio de transferencia de cargas para evitar el ingreso de camiones al ejido, ese orden, además de mayor seguridad vial, evitará que se rompan las calles. Nos interesa pensar la ciudad como parte de una constelación, con Santa Fe cuya alianza se nos presenta sumamente interesante, pero también con Oro Verde, San Benito y Colonia Avellaneda. Y, además, actualizar el mobiliario urbano en espacios públicos: especialmente, basureros, bebederos y baños. Creemos que todos estos aspectos son señales de un problema mayor: la falta de planificación integral.

–¿Y la seguridad?

–Como vecinalista sé que es un tema fundamental. Aunque la Policía no dependa del municipio, el urbanismo puede hacer su aporte: desmalezado, veredas en condiciones y mejor iluminación ayudan a generar lugares más seguros.

REFORMAS     

–¿Y la red de fiscales?

–Tenemos muchos ya asegurados, pero siempre estamos abiertos a eventuales voluntarios. En su momento, en el Senado, cuando se discutió la reforma política, pedimos la boleta única de papel porque coloca a todas las fuerzas en igualdad de condiciones. Eso no ocurrió, lamentablemente; y -más allá de que nosotros pensamos en insistir con eso- es obvio que necesitamos personas que quieran controlar la transparencia del proceso.

–¿Se puede hacer campaña con poca inversión publicitaria?

–Aceptamos que tendremos pocos recursos para hacer campaña. Asumimos que las redes sociales hacen su aporte pero para nosotros el corazón de la campaña es el cara a cara: como hicimos desde un primer momento, golpear las puertas, ir a los lugares públicos, charlar con los ciudadanos, explicar quiénes somos, qué queremos y qué propuestas tenemos. Creemos que ese contacto es irreemplazable.

–¿Cómo se involucró con la política?

–Si bien en mi familia no había militantes, siempre me criaron para hacer algo por los demás. Así, nuestra familia ha ayudado a los vecinos y parientes pero ha recibido mucha más ayuda aún de todos ellos. Hay que pensar en el otro a todos los niveles.

Luego, en la mesa familiar se pensaba mucho en torno a los candidatos y sus propuestas. Con esa experiencia de análisis de la oferta electoral, me cansé de buscar un espacio que me hiciera sentir representado. Después, cuando nos juntamos para ver qué hacer vimos que era un sentimiento común. Siempre estamos esperando a alguien que nos represente pero, ¿por qué no protagonizar nuestros propios procesos?

Es un camino difícil, pero es un lindo desafío ciudadano: saber que podemos ser no sólo una opción válida sino la mejor para los demás me llena de alegría y compromiso.

Fuente: https://www.eldiario.com.ar

Ir arriba