Otra obra que genera más problemas que soluciones

Por Armando Sánchez

Las bicisendas son importantes, pero siempre dijimos que hay varias condiciones que deben cumplirse al desarrollarlas, desde tener en cuenta la unión de puntos importantes de la ciudad, hasta garantizar la multimodalidad. Caso contrario no cumple su verdadera función, porque como venimos manifestando hace años, la bicicleta debe considerarse un medio de transporte, no sólo de recreación.

Por otro lado, remarcamos la importancia de la planificación integral, de tener un programa de gobierno para la ciudad. Las soluciones que tome un gobierno, no deben generar nuevos problemas, porque eso denota que no estuvo bien planificado, y no fue pensado de manera integral, sino que parte de improvisaciones, o de planteos lejanos a la realidad. Ese es el caso de la “bicivía” de Bahl, que generó una serie de problemas graves de movilidad y de seguridad. Una consecuencia más de tener un intendente sin un programa de gobierno.

Caos de tránsito en la Costanera

Ante la manifiesta falta de transporte público de pasajeros que nos lleve a la Costanera para disfrutar de un día en familia, la “bicivía” de Bahl eliminó 120 estacionamientos para autos, generando cerca de otros 500 espacios en zonas más alejadas que ya funcionaban como estacionamiento. Estas medidas dejan a las personas mayores y a quienes no poseen vehículo particular lejos de lugares muy visitados y queridos de la ciudad. Claramente, la “bicivía” no fue una solución, sino un nuevo problema que margina a quienes no pueden hacer recorridos a pie demasiado largos con elementos a cuesta.

Cuando los paranaenses vieron la obra recién pintada, se dieron cuenta de que la “bicivía” fue hecha del lado más peligroso de la calle, generando situaciones de peligro en cada intersección a lo largo de toda la costanera, exponiendo así a los ciclistas que usan la vía exclusiva. Situación que pudo haberse evitado haciéndola pegada al cordón del río.

A lo anterior, le suma una estresante parálisis de tránsito vehicular, ya que al sacrificar el estacionamiento en la costanera, buscaron solucionarlo haciendo de una sola mano las calles perpendiculares, para convertir el estacionamiento a 45 y a 30 grados. Con esto, se suprimieron las vías de escape y eso genera un embudo. Además, cuando los vehículos descienden por las arterias perpendiculares para llegar a la costanera, o cuando necesitan estacionar, genera que la fila de autos que vienen detrás detenga su marcha a 0, sin tener posibilidad de tomar otra vía o escape. La obra, en varios puntos mal señalizada, como es el caso de calle Santa fe al final, genera que hoy, cuando un vehículo ingresa a la costanera, ingresa a una trampa con escasas opciones de salida. 

¿Qué proponemos nosotros?

El 7 de septiembre de este año, desde el Bloque Políticas para la República, presentamos un proyecto de ordenanza que busca aliviar un poco ese caos. El proyecto dispone que al menos el tramo de Av. Dr. Luis Etchevehere entre Vélez Sársfield y José María Torres vuelva a ser doble mano, destrabando un nudo que allí se genera desde que se instaló la “bicivía”, pero el oficialismo no demuestra ánimo de tratar el tema.

Lo mismo sucedió con el Plan Director de Movilidad que presentamos a fines del 2020, un plan integral fruto del trabajo de más de cuatro años en pos de mejorar el transporte y la movilidad paranaense. En este caso el oficialismo no quiso debatir y dejó que se archivara luego de un año sin respuesta por parte del municipio y de los concejales oficialistas. Nuestro Plan Director de Movilidad fue puesto a disposición de toda la ciudadanía, de instituciones intermedias, de comisiones vecinales, y en paranafutura.com/movilidad e incluso se le envió a las diferentes secretarías municipales para su consideración y opinión. Insistiremos con nuestro plan, porque creemos que esa es la manera de trabajar en políticas de estado fundamentadas, debatidas, estudiadas, con una mirada en la escala humana, y que ponga como centro a las personas.

Ir arriba