PR insta al cuidado del gasto de agua potable en la ciudad

Los concejales de Políticas para la República, Anabel Beccaría y Emiliano Murador, ingresaron en mesa de entrada un proyecto de ordenanza que promueve la instalación de micro medidores que controlen el uso responsable del agua potable en la ciudad. El proyecto se origina con el fin de cuidar un bien finito que demanda un importante costo para su obtención, potabilización y distribución.

Los problemas en relación al desperdicio de agua potable en la ciudad son recurrentes y muchos se producen por reiteradas roturas de cañerías en las calles y veredas de Paraná. Sobre esta situación y explicando por qué se decidió avanzar en la creación de este proyecto Beccaría argumentó: “debido a la cantidad de roturas de caños es que junto a nuestro equipo de trabajo del Bloque encontramos una cantidad considerable de agua que día a día se pierde, se desaprovecha y que no se informa, por lo tanto, es necesario colocar estos elementos de medida. El municipio puso otros elementos de medida que no tienen la eficiencia que tienen los micro medidores y a partir de ahí es que decidimos investigar sobre las legislaciones vigentes que había al respecto y es por eso que decidimos crear este proyecto «

Con respecto a la investigación realizada por los ediles y su equipo de trabajo, Murador declaró: “pudimos encontrar que había tres ordenanzas que regulan el consumo del agua a través de la colocación de algunos medidores, pero no eran precisas en lo datos arrojados, además que en la actualidad solo se han colocado algunos medidores, lo que significa un injusto cobro de tasas para aquellos vecinos que poseen instalado el medidor, en relación a quienes no lo tienen.” “La falta de cumplimiento de la normativa y la desactualización de la misma son el fundamento principal de este proyecto, Es necesario un marco legal regulatorio que permita llevar adelante esta política pública tan necesaria y trascendental para nuestra ciudad.”, finalizó el concejal.


Un bien necesario


La colocación de micro medidores domiciliarios resolvería dos cuestiones importantes. Por un lado, incentivar y concientizar sobre un uso más responsable del recurso hídrico y, por otro lado, conocer el consumo real per cápita. Sobre el proceso de colocación en toda la ciudad Beccaría explicó: “una vez que la Ordenanza sea reglamentada, en los primeros noventa días se comenzará a colocar micro medidores en las zonas de mayor consumo, grandes usuarios, usuarios comerciales y toda nueva conexión que se requiera o por futuras ampliaciones que se concreten de la red existente. Al año de la reglamentación de la presente Ordenanza se continuará la instalación de los mismos progresivamente hasta la totalidad del área servida.”

Sobre el costo de la colocación el concejal Murador aclaró que “en los inmuebles que ya cuenten con agua potable, la provisión e instalación de los micro medidores y cajas será efectuada por la Municipalidad con cargo al propietario, debiendo el Departamento Ejecutivo Municipal reglamentar el costo de colocación. El importe podrá ser pagado al contado o en hasta seis (6) cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con un interés igual al que se aplique para la financiación de las demás obligaciones tributarias. En aquellos inmuebles en los que se deba realizar la conexión domiciliaria a la red de agua potable la provisión e instalación de los micro medidores y cajas será efectuada por el propietario conforme la normativa vigente y respetando la autorización que debe ser otorgada por la municipalidad conforme la reglamentación que se haga de la presente.” Y añadió que, “la Dirección de Rentas Municipal se encargará del cobro por la colocación de los micro medidores. La liquidación se verá reflejada en el cobro de la “Tasa General Inmobiliaria” y deberá ser abonada por el propietario del inmueble”.

Ir arriba