PR logró la aprobación de su ordenanza de uso de bolsas biodegradables

En la sesión del Concejo Deliberante de esta mañana, Políticas para la República logró la aprobación por unanimidad del proyecto de ordenanza que regula la reducción paulatina de la entrega de bolsas plásticas no biodegradables y de un sólo uso, en fomento de la utilización de bolsas reutilizables y de costumbres sustentables con el ambiente.

En referencia a esto la concejal Anabel Beccaría, del Bloque Políticas para la República, se pronunció diciendo: “Obtuvimos el apoyo de todo el cuerpo legislativo y celebramos poder llevar adelante este proyecto que es de suma importancia para el ambiente de nuestra ciudad y que fue elaborado con especialistas en materia ambiental, enriquecido con aportes oportunos del área de Asuntos Jurídicos del Concejo Deliberante, de la Subsecretaría de Ambiente y Acción Climática de la Municipalidad, y de diferentes instituciones de la temática como la entidad especializada en plásticos y medio ambiente Ecoplas”.

En relación al perjuicio que ocasiona el uso de bolsas en el ambiente el concejal Emiliano Murador, del Bloque PR, indicó que, “La fabricación de las bolsas de polietileno implica el uso de recursos naturales no renovables, como el petróleo. Las mismas, como residuos, son potenciales contaminantes del suelo, de nuestro río, del agua y de la flora y fauna.  Además, las bolsas plásticas terminan en basurales a cielo abierto o dispersas por los diferentes puntos de la ciudad, por lo tanto la reducción del uso de bolsas implicaría una disminución considerable del impacto ambiental negativo que las mismas provocan”.

PR insta a que el Ejecutivo reglamente una serie de ordenanzas 

A su vez, el Bloque Políticas para la República ingresó en la misma sesión una resolución instando a que el Departamento Ejecutivo Municipal reglamente e implemente una serie de ordenanzas que han sido aprobadas por el Concejo Deliberante en los últimos años y aún no cuentan con el decreto reglamentario, que es responsabilidad del Ejecutivo.

Murador expresó su preocupación sobre este aspecto: “El Estado debe estar al servicio de la comunidad y debe garantizar el bien común, sin embargo, vemos que se ha perdido de vista este principio considerando que hay varias ordenanzas que necesitan ser reglamentadas e implementadas. No reglamentarlas y no implementarlas es un veto encubierto que bloquea la voluntad legislativa” y agregó, “Pedimos que se reglamenten normas tales como, el Programa de Saneamiento de Barrios Populares, el Censo Industrial, el Registro Municipal de Donantes Voluntarios de Sangre, o la creación del “Programa de recolección y recuperación del aceite vegetal usado entre otras”.

Ir arriba