sube boleto parana

Sin apoyo a un nuevo aumento al boleto. Instan al Ejecutivo a cumplir con las mejoras prometidas

En el marco de una nueva sesión legislativa se sancionó, sólo con los votos del bloque oficialista, un nuevo aumento del boleto de colectivo en la ciudad de Paraná. El boleto general pasará de $57,80 a $72, con una suba del 24,60%, que se agrega a otro aumento que se aplicó en marzo pasado, del 27%: entonces el costo se incrementó de $45,30 a $72, casi un 60% en los últimos seis meses. Al no ver que haya una propuesta de mejora en la prestación del servicio y que solo sea una nueva actualización tarifaria, los concejales Beccaría y Murador votaron en contra de esta medida. 

Desde Políticas para la República consideran que no se puede aprobar un aumento cuando el servicio que presta la empresa encargada y que tiene el apoyo de la Municipalidad no evidencia alguna mejora sustancial. Por lo tanto, enfáticamente los concejales expresaron sus preocupaciones a través del proyecto que ingresó “in-voce” la sesión pasada donde se instó al DEM que se le realice una auditoría a Buses Paraná. “El Ejecutivo no acompaña desde su gestión para mejorar las condiciones de prestación del servicio, ya sea por control o por decisión política, para cambiar algunas cuestiones del funcionamiento del sistema y que lo hagan más eficiente para el usuario, por lo tanto no vamos a acompañar el aumento”, destacó Emiliano Murador con respecto a la negativa. Agregó,”le pedimos al Ejecutivo que cree una comisión para auditar a la empresa a fin de acceder a información contable, financiera y patrimonial, que hace a la prestación del servicio, para tener datos claros a fin de evaluar la situación, porque la empresa plantea un déficit muy grande y la posibilidad de no poder prestar el servicio, y queremos saber si realmente eso es así”

“Por un lado queremos saber cómo está la empresa. El que anda en la calle rápidamente puede ver que por ejemplo el capital con el que se presta el servicio está deteriorado y algunos coches tienen más de 10 años. La idea es que eso que se percibe sea cuantificado, y por otro lado, hoy calculamos el boleto con un modelo de costos que dicta nación, pero que no sabemos si se condice con la realidad actual de la empresa” expresó Anabel Beccaría “No contamos con toda la información necesaria para saber cual es la situación contable real de la empresa y es por eso que necesitamos que el Ejecutivo arme una comisión para auditar y de esa forma tener un mayor panorama de la situación”, expresó Beccaría al referirse al pedido de auditoría presentado y la importancia que este tiene en la proyección de una mejora integral del servicio.  Agregó, “este aumento es un nuevo “manotazo de ahogado” del Ejecutivo para calmar las demandas de la empresa y que no vuelva a haber un nuevo paro del servicio. Nosotros propusimos mejoras realizables a través del Plan Director de Movilidad, con posibilidad de aplicación e instamos a que se vuelva a considerar este proyecto como una opción de mejora concreta”

Plan Director de Movilidad ¿De qué se trata?

El sistema actual de transporte público en la ciudad de Paraná fue regulado y otorgado a su concesionario actual, la UTE Buses Paraná, en 2018 y el contrato de concesión vence en 

2024. En noviembre de 2020, Murador y Beccaría presentaron el “Plan Director de Movilidad para la Ciudad de Paraná”, donde proponen una serie de medidas para la mejora de la movilidad y en especial del servicio de transporte de pasajeros en colectivos. El proyecto ingresó pero sin embargo nunca fue trabajado en las comisiones a las que se giró.

El Plan Director de Movilidad de la Ciudad de Paraná y su Área Metropolitana tiene como propósito ir resolviendo, mediante una serie de políticas y proyectos aplicados en forma programática, las dificultades, carencias y limitaciones que hoy se presentan en esta temática. Y a su vez que genere mejores condiciones de habitabilidad y desarrollo integral.

El plan director se basa en dos ejes principales. En primer lugar “Integralidad”, donde se planifica una visión completa y una reforma profunda de la movilidad urbana, apuntando a la sustentabilidad y sostenibilidad. Por otro lado, “Multimodalidad”, donde se estimula el uso de diferentes formas de moverse, buscando potenciar las capacidades de cada modo y colaborar mutuamente de manera solidaria.

Ir arriba